PREPARACIÓN ELÉCTRICA PARA EL SUMINISTRO DE ENERGÍA

La normativa vigente exige que los hogares estén preparados para recibir electricidad. Aparte de los postes de luz cercanos a la vivienda, se requiere que la conexión sea en el límite de la vivienda, empotrada o superpuesta, asegurando su paso por otras propiedades. Esto se utilizará para instalar el medidor de consumo correspondiente que hizo. Asimismo, la distancia entre el medidor y el interruptor no debe ser mayor a 5 metros. Si estas condiciones no se cumplen, o si requiere servicios en tres etapas, deberá presentar una Solicitud de Factibilidad en la oficina de la CFE. En ese momento, la agencia se encargará de estudiar las posibilidades existentes para asegurar el suministro o, en su caso, proponer un presupuesto para las obras de infraestructura necesarias.

Cotiza tu trámite y te respondemos de inmediato